Internacional

China nos lleva al lado oscuro de la Luna


La nave china tiene como misión recabar datos sobre la historia y geología del área desconocida del satélite natural de la Tierra.

En punto de las 10:26 horas de Beijin 02:26 GMT, la sonda Chang’e-4 no tripulada aterrizó en la cuenca del Polo Sur-Aitken, confirmaron medios internacionales.

La sonda cuenta con instrumentos para analizar la geología del área. Varios medios han considerado el aterrizaje como “un hito importante en la exploración espacial“. 


En las misiones anteriores las sondas habían estado en el lado orientado hacia nuestro planeta, pero esta es la primera ocasión en que una nave aterriza en el lado lejano inexplorado. 

Aterrizar en el lado opuesto ha convertido esta misión en la más arriesgada y compleja después de la anterior sonda, Chang’e 3, quien aterrizó en la zona Imbrium de la luna en el año 2013. 

Con información de agencias.



Artículos relacionados

Back to top button