La Callejera

A la cárcel los siete agentes del GAREP detenidos por abuso policial

Puebla, Pue.- Los siete elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) que fueron detenidos por abuso policial, serán trasladados en las próximas horas al Cereso de San Miguel, donde seguirán su proceso por los delitos de lesiones, robo y abuso de autoridad en contra de un hombre y su hijo en La Ciénega.

Lo anterior tras audiencia de más de 12 horas en el Centro de Justicia Penal de Puebla, donde un juez de control dictó la medida cautelar de prisión preventiva en contra de los seis elementos del Grupo de Atención y Reacción Estratégica Policial (GAREP), así como de una agente del Sector Uno de la Policía Municipal.

En la audiencia pública realizada este viernes, se reveló que en total participaron seis elementos del GAREP y dos elementos de la Policía Municipal, de los cuales uno de nombre Manuel N. aún se encuentra prófugo, pero ya es buscado por este caso de abuso policial perpetrado en diciembre pasado.

De acuerdo con la carpeta de investigación 506/2018, radicada ante la Fiscalía Anticorrupción, José Luis N. y su hijo Jesús Ángel N., llegaron a su domicilio la noche del 5 de diciembre del 2018 en un vehículo Nissan March negro, conducido por el matrimonio formado por sus familiares, Gonzalo y Victoria.

Apenas se estaban estacionando cuando una patrulla de la Policía Municipal, con número económico P-102 los interceptó a las afueras de su domicilio en el retorno José Niera, a la altura del número 12.

Los policías, que se negaban a que su cuñado Gonzalo pudiera entrar a su casa para acreditar que era el dueño del vehículo, comenzaron a ser grabados por José Luis, mientras los policías aseguraban que el número de placas tenía reporte de robo.

Sin embargo que documentaran lo que ocurría con un celular incómodo a los oficiales, quienes en respuesta decidieron pedir apoyo vía radio y fue así como seis agentes del GAREP en la patrulla P-709 llegaron hasta el lugar.

Cuando intentaron quitarle el celular a José Luis, su hijo Jesús Ángel intervino, por lo que ambos fueron golpeados y los subieron esposados a la batea de la patrulla P-102, en la cual se los llevaron hasta un lugar que hasta el momento es desconocido.

Ahí continuaron amedrentándolos, al tiempo en que les robaron una cartera en la que llevaban 3 mil 500 peso, que presuntamente usarían para comprar una lona en el lugar donde se encontraban trabajando.

En este paraje desolado cambiaron a las víctimas de patrulla, subiéndolas ahora a la unidad P-709, mientras que los elementos de la patrulla P-102 se retiraron.

Los agentes del GAREP primero los llevaron a Rancho Colorado y, posteriormente, al Juzgado Calificador de la zona Norte, aunque en ese lugar no aceptaron la remisión y tuvieron que llevarlos hasta el de la zona Oriente.

Ya por la madrugada del 6 de diciembre padre e hijo fueron liberados con ayuda de sus familiares, mientras que dos días después, el 8 de diciembre, presentaron la denuncia formal ante la Fiscalía Anticorrupción.

Los primeros logros de  la investigación se lograron el 14 de febrero, cuando el agente del Ministerio Público obtuvo de un juez Ona orden de aprehensión contra los ocho partícipes, plenamente identificados por sus víctimas.

Con ayuda de la SSPTM, la tarde del 21 de febrero se citó a los elementos acusados del GAREP en las oficinas de Rancho Colorado, donde agentes ministeriales aprovecharon para darle cumplimiento a la orden de aprehensión.

Mientras que por la mañana de este viernes, se pudo hacer lo propio con la agente de la Policía Municipal del Sector Uno, sin embargo su compañero de nombre Manuel N. aún sigue prófugo.

Artículos relacionados

Back to top button